El Magazine de El Mundo suele ser, a mi juicio, extremadamente posmoderno y tremendamente superficial, ya saben: estética, músculos, decoración, algo de sexo. El de hoy no es una excepción, pero trae un reportaje que no tiene desperdicio titulado Españoles sin Tele: qué se siente al estar desconectado de la masa, y que voy a ir destilando en los próximos comentarios.

Hoy, sólo algunos datos:

79.000 hogares españoles carecen de televisor, según el EGM, un 0,5% frente a las 16.546.000 casas que sí lo tienen.
Los 6 grupos de Facebook, “Yo no tengo televisión, no me interesa y qué pasa”, “Yo no tengo televisión ni quiero”, “No tengo tele ni quiero tenerla”, “No tengo tele y soy feliz”, “No tengo tele en mi casa”, o “No tengo tele es casa (ni falta que hace, oiga)”, no llegan a las 500 personas.

Según los últimos datos de la base estadística online Nation Master, existen en el mundo 1.416.338.245 receptores.

Sofres 2010: Los españoles han alcanzado las cifras más altas desde 1992, fecha en que se iniciaron estas mediciones. 2009 se cerró con una media de 251 minutos, el primer mes de 2010 elevó el listón hasta los 261.

Cuatro horas y 21 minutos al día.

Aragón, desde donde escribo, y Andalucía a la cabeza con 291 y 276 minutos de media respectivamente.

Vean televisión, no la consuman o serán consumidos por ella.