realidad y televisiónLa televisión, al revés de lo que se cree, siempre ha estado lejos de su público. Hace 40 años podía darse la imagen magistralmente retratada por Sempé. La distancia era lingüística y estética. Por un lado, la realidad televisiva. Por otro la vida.

Hoy, Belén Esteban, Farlete, Sálvame o Mercedes Milá no no se han acercado más a nosotros. Siguen estando igual de lejos o más. Y la distancia sigue siendo lingúística y estética.Por una lado, la realidad televisiva. Por otro la vida.

Los que hemos estado siempre ahí,  a pesar de todo,  hemos sido nosotros.