Ya saben: de aquí

Ian Gibson (historiador)

«Los chavales aprenden hoy de manera distinta. [(¿?)Si lo distinto es aprender muy poquito, estamos de acuerdo] La riqueza documental que las nuevas tecnologías ponen a nuestra disposición es increíble. [Muy cierto. Lo malo es que como con los documentales de la 2, la gente no está muy por la labor de aprovechar esa riqueza y los chavales menos. Lo de siempre: para exprimir la herramienta hace falta cerebro, si no, cuanto más listo es el ordenador, más tonto será el usuario]. Pero hay que proceder con cautela. La información a la que se puede acceder a toque de tecla es a menudo desinformación». [Eso además y sobre todo].

Luis Garicano (economista)

«Hoy un estudiante espabilado de África se puede apuntar on line a un curso de la Universidad de Stanford… [Es cierto, aunque tenga que ser muyyy espabilado y muy poco africano], pero el que no es buen estudiante queda en una situación peor: su competencia es global. La tecnología nivela el mundo, pero aumenta la desigualdad entre las personas» [Es lo de think global, act local. Lo que pasa es que, desgraciadamente, lo que muchas veces acaba siendo global es su incompetencia. Diríamos que es una oportunidad muy desaprovechada por las grandes masas inmersas en el entretenimiento y muy aprovechable por las minorías ilustradas que tienen acceso no a la tecnología, sino a su uso adecuado.]