Ya saben, sacadas de aquí.

José Antonio Marina (filósofo)

«Tenemos muy poca capacidad de análisis crítico […] Un burro conectado a Internet sigue siendo un burro. Lo que nos interesa es que la persona sentada frente a la pantalla sea lo más inteligente posible. Pero la memoria ha sufrido mucho descrédito: primero se dijo que era la inteligencia de los tontos y ahora que debe residir en el ordenador y no en nuestra cabeza». Por fin un pensador juicioso. A ver si habla con el Punset y la Puértolas de la entrada  anterior un día de estos.

Alex de la Iglesia (cineasta)

«Hoy nos enteramos de las cosas antes que los periódicos. Se ha abierto una nueva era del conocimiento: en una aldea perdida puedes enterarte de lo mismo que en Madrid. La información ha roto barreras geográficas y mentales. Pero… me gustaría que hubiese más salas donde lo importante no fuese el tamaño de la pantalla, sino el programa que se va a proyectar» Estamos de acuerdo, lo importante no es la pantalla, sino lo que muestra.  ¡Cuántas veces lo olvidamos hipnotizados por el brillo de los nuevos soportes!