scenicreflections.com

En  Tiempo limpio hablábamos de la posibilidad de vivir desconectados para poder profundizar en la conexión con los demás. Aquel magnífico vídeo  que incluía la entrada lo expresaba muy bien.

P. Corredor en el semanal Mujer Hoy llena su sección «Vivir en positivo» de esta semana con cinco consejos con los que atenuar la omnipresencia de las pantallas en nuestra vida cotidiana. La titula «Cómo dejar de vivir en modo “ON”» y en la entradilla, nos dice: «Descubre las ventajas de aprender a apagar las pantallas que nos conectan, pero que a veces nos aíslan del mundo». En el lenguaje más «in» que «on» de este tipo de magazines, los formula así:

1. Malas ondas: evita dormir con el teléfono móvil en la mesilla, no te conectes demasiado tiempo a Internet antes de dormir. La OMS previene contra las ondas electromagnéticas de estas máquinas. Y, además puede que incluso duermas.

2. Hazte un horario: entra en Internet sólo a determinadas horas y después de haber terminado tus obligaciones. Buen consejo para todas las edades: navega después de trabajar porque si te engañas navegando mientras trabajas, naufragarás. Así son las cosas.

3. Pon un filtro: no respondas a todo ni a todo. Tanto en el correo como en las llamadas, no hace falta responder a todo. Puedes eliminar las respuestas a todo aquel contacto que no sirve para nada. Te sorprenderás de la cantidad de residuos inútiles que recibes.

4. Pacta: contigo mismo para limitar tu tiempo de ordenador o móvil, sobre todo en fin de semana. Más vale que sea un pacto de sangre porque no es fácil decirle que no a medias a la tecnología. Como con el tabaco, convivir con un sí pero no no está al alcance de cualquiera.

5. Sé vintage: que es la horterada con la que se denomina a volver a lo antiguo: leer en papel, escribir cartas, hojear el periódico son actividades que de vez en cuando, según el autor, te proporcionan unas sensaciones deliciosas de slow life.

Dentro de poco, algún listillo ofertará  “Turismo Off” en casas rurales que se anunciarán con algo así como  “Vuelva usted a sentir la sensación de ser humano: sin cobertura, sin Wi-fi, con auténticos periódicos de papel en el desayuno, novelas en el salón y papel de cartas en la cómoda de cada habitación”.