Tropecentésimo  estudio sobre usos de la Red, dependencia y consumo de tiempo entre los jóvenes menores de 18 años.

«El 41% de los menores españoles tiene síntomas de dependencia a Internet, por encima de la media europea»  Los niveles de uso y edades de inicio ― alrededor de los nueve años― son parecidos, pero la dependencia es mayor en 11 puntos: en la Unión Europea SÓLO (¿?) el 30% manifiesta síntomas de dependencia.


¿Que qué es dependencia? Pues, por ejemplo «navegar sin motivo, pasar menos tiempo con los amigos y familia, dejar de hacer los deberes escolares, mostrarse irritable ante la imposibilidad de conectarse».

Es curioso también que siendo de los más dependientes, los menores españoles sean también los que menos habilidades han  desarrollado respecto a la red en un país, además, en el que el acceso de los menores a la red se encuentra entre los más bajos de Europa.


Cuando se les pregunta para qué usan Internet, primero dan la respuesta políticamente correcta que suponen quiere oír el adulto encuestador (para hacer los deberes (84%). Y luego dicen directamente la verdad: para  ver vídeos (83%), jugar (74%) y chatear(61%).

Son, ya  saben la generación 2.0: ¡listísimos!

Utilicen la red, no la consuman o serán consumidos por ella.