El Fútbol no es sólo fútbol. Los chicos de la Roja no son simplemente chicos. En palabras del Director General de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), los futbolistas no son sólo futbolistas: «los jugadores de la selección española se han convertido en unos referentes, en unos mitos, en gente que transmite comportamientos a los jóvenes… A estos ídolos por los que la gente se rasga las vestiduras… que son como algo extraordinario, alguien les tuvo que decir que no está bien que cuando salgas al micrófono no puedas ni hablar por el alcohol». Y tiene razón: lamentablemente y a pesar de las palabras de Del Bosque que citábamos el otro día, el fútbol no es sólo fútbol. Ya casi nada es sólo lo que es. La sociedad mediática transforma todo lo que toca como una varita mágica al multiplicarlo por millones. Los futbolistas y los actores son los referentes mediáticos de los jóvenes, sus modelos, lo que quieren ser: quieren triunfar como ellos, cobrar como ellos, tener las novias que ellos tienen y conducir sus coches deportivos de lujo. Y al Director General le preocupa ahora también que quieran emborracharse como ellos, cuando celebren algo.
No, D. Vicente. El fútbol no es sólo fútbol. El fútbol, el deporte, es lo que sucede en el campo. Lo demás, como explicamos en otra entrada, es FÚTBOL.