56 años, ex cantante de El último de la fila. Parece que lo tiene claro (XLsemanal 30 de octubre de 2011):

—¡No me diga que Internet miente!

Y tanto que sí. La gente anónima mete ahí todo tipo de patrañas.

[…]

 

Donde no le veremos nunca es en OT…Era algo flagrante. Serrat o Bruce Springsteen sacaban disco y no salían en los telediarios. En cambio, estos chicos estaban ahí, disfrutando de una promoción gratuita, todo el puñetero día y en una tele pública. Por eso, me negué  a que cantasen mis temas. Pero yo no tenía nada contra los chavales.

[…]

 

¿cómo mantiene al margen su vida privada?Lo importante es la obra. El autor, la persona, tiene su caspa, su caries, su halitosis, su seborrea, su aerofagia… Como cualquier ser humano…

Ser visible o no y querer comercializarlo es cuestión de voluntad personal. ¿o no?