Tal y como el vídeo nos muestra, ayer murió definitivamente CNN+. Pero si la noticia es triste en sí porque desaparece una canal informativo, se vuelve aún más amarga y muy significativa para el panorama televisivo actual y sus tendencias, porque va a ser sustituido por un el Gran Hermano Perpetuo tal y como hipnóticamente repite también el vídeo con sus grafismos finales.
Del «está pasando, lo estás viendo»  de las noticias plus al «no está pasando aunque lo estés viendo» de la jaula acristalada;  del trabajo de un grupo de profesionales de la información que se quedan en paro, a la exposición pública de un grupo de parados que holgazanean en público; de las  24 horas de información de Prisa y Sogecable a las 24 horas de telebasura de Telecinco.

Lo dicho: doblemente triste, por lo que se va y por el vacío que viene a llenarlo.

Hoy la televisión es mucho más pobre que ayer, pero aún parece que lo será menos que mañana. 


Vean televisión, no la consuman o serán consumidos por ella.