Reproduzco íntegro el post del magnífico Blog Inspirinas  de Gustavo Entrala que tengo enlazado como Medioambiente Publicitario. El post es sencillo, pero impecable. Para padres y para todos.

«Estoy en Internet desde 1994. No sólo eso: vivo de mi trabajo en Internet desde hace 19 años. En este tiempo, muchas familias se han acercado a mí con una preocupación común: ¿cómo integro Internet en mi vida familiar? El contenido específico de la pregunta ha evolucionado. Al principio me preguntaban dónde ubicar el PC conectado a Internet. En torno al año 2000, las conversaciones empezaron a girar en torno al uso de los videojuegos. Desde hace un lustro, la preocupación de muchos padres se centra en el uso de las redes sociales. Y últimamente, la pregunta es : ¿Te parece bien que le compre a mi hija un móvil mejor que el mío?

No tengo recetas. No me gusta que me las dén, y yo no las doy porque para dar un consejo ya están los manuales para ser un superpadre y una supermadre.

Lo que hago ahora es contestarles a la gallega, con otras preguntas. Les hago un pequeño cuestionario sobre la calidad de vida familiar. ¿Por qué? Porque estoy seguro de que si se sabe contestar afirmativamente a estas preguntas, la familia está llena de vida y de futuro. Y la tecnología no será un problema.

Este es mi cuestionario:

1.- ¿Cuánto tiempo dedicáis cada uno a conversar con vuestros hijos sobre las cosas que les interesan? ¿tenéis un momento especial y periódico en el que toda vuestra atención está puesta en ellos? ¿sin el WhatsApp de por medio?

2.- ¿Qué proyectos familiares tenéis en marcha en este momento? ¿Los conocen vuestros hijos? ¿Les implicáis, contáis con ellos? ¿Integran vuestros gustos y los de cada hijo?

3.- ¿Qué estás haciendo cuando tu hijo te busca en casa? ¿Estás consumiendo televisión de forma pasiva con una cerveza en la mano? ¿O estás leyendo, cultivando una afición, charlando con tu esposo, con tu esposa? ¿Es interesante lo que pasa en tu sala de estar? ¿Es divertido?

4.- ¿Dejas que tu hijo se sienta útil enseñándote cómo sacar más partido a tu móvil? ¿Hablas con ellos sobre tecnología, o sientes complejo al hacerlo? ¿Cómo hacemos para que la tecnología ayude a vertebrar la vida familiar y no se convierta en un tema de límites?

Estas cuatro preguntas son mucho más esenciales para una familia que la de a qué edad es adecuado comprarles un smartphone. »

Elemental, querido Watson. Ya lo hemos dicho otras veces: las pantallas tienden a llenar el espacio vacío que les dejamos para que lo llenen. No dejemos huecos: esa es la mejor política para integrar bien la tecnología en la familia. Elemental, pero trabajoso. Como todo lo bueno.