Cuarta Entrega

Masa frente a enjambre
«Las masas, que antes podían organizarse en partidos y asociaciones […] animadas por una ideología, se descomponen ahora en enjambres de puras unidades, es decir, en los Hikikomoris digitales aislados para sí, que no forman ningún público articulado y no participan en ningún discurso público. […] La nueva masa es el enjambre digital. [No tiene alma] El alma es congregadora y unificante. El enjambre digital consta de individuos aislados [que juntos] no desarrollan ningún nosotros, […] no es coherente en sí. No se manifiesta en una voz. Por eso es percibido como ruido.»

«Para McLuhan, el homo electrónicus es un hombre de masas: “[que] como el espectador en un estadio deportivo, es un nadie”. El homo digitalis es cualquier cosa menos nadie. Mantiene una identidad privada. […] se manifiesta de forma anónima, pero […] tiene un perfil y trabaja incesantemente para optimizarlo. […] se expone y solicita la atención. [Incluso cuando se manifiesta anónimamente] es un alguien anónimo. […] Le son extraños los espacios como los estadios deportivos o los anfiteatros, […] no se congrega […] Constituyen una concentración sin congregación, una multitud sin interioridad, sin alma o espíritu. […] aislados, singularizados, que se sientan solitarios ante el monitor.»

«Medios electrónicos como la radio congregan a hombres, mientras que los medios digitales los aíslan.»

«Con un alma, unida por una ideología, la masa marcha en una dirección. […] es capaz de atacar las relaciones existentes de dominación. […] A los enjambres digitales les falta esta decisión. […] Se disuelven tan deprisa como han surgido. […] no desarrollan energías políticas.»

Privacidad, Big Data frente a Big Brother
«Subimos a la red todo tipo de datos e informaciones sin saber quién, ni qué, ni cuándo, ni en qué lugar se sabe de nosotros. […] el concepto de protección de datos se vuelve obsoleto.»

«Hoy se registra cada clic que hacemos, cada palabra que introducimos en el buscador. Todo paso en la red es observado y registrado. Nuestra vida se reproduce totalmente en la red digital. Nuestro hábito digital proporciona una representación muy exacta de nuestra persona…quizá más precisa o completa que la imagen que nos hacemos de nosotros mismos..»

El número de direcciones web es prácticamente ilimitado. De este modo es posible dotar a cada objeto de uso de una dirección en internet. Las cosas se convierten por sí mismas en proveedores activos de información. Informan sobre nuestra vida, sobre nuesro hacer, sobre nuestras costumbres. La extensión del internet de las personas, web 2.0, a la internet de las cosas, web 3.0, es la culminación de la sociedad de control digital. La web 3.0 hace posible un registro total de la vida. Ahora también nos vigilan las cosas que usamos diariamente..»

La empresa de datos Acxiom comercia con datos personales de aproximadamente 300 millones de ciudadanos estadounidenses, esto es, de prácticamente todos. Acxiom sabe más de los ciudadanos estadounidenses que el FBI. En esta empresa, los individuos son agrupados en 70 categorías. Se ofertan en el catálogo como mercancías. A aquellos con un valor económico escaso se les denomina waste, es decir, «basura». Los consumidores con un valor de mercado superior se encuentran en el grupo Shooting star. Son dinámicos, de 36 a 45 años, se levantan temprano para hacer footing, no tienen hijos, están casados, les gusta viajar y la serie de televisión Seinfeld..»

El Big Data no solo aparece en la forma de Big Brother, sino también de Big Deal. El Big Data es un gran negocio. Los datos personales se capitalizan y comercializan por completo. Hoy se trata a los hombres y se comercia con ellos como paquetes de datos susceptibles de ser explotados económicamente. Ellos mismos devienen mercancía. … el Estado vigilant4e y el mercado se fusionan..»

El Big Data da lugar a una sociedad de clases digital. Los individuos que son clasificados en la categoría «basura» pertenecen a la clase más baja..»

«La apertura del futuro es constitutiva de la libertad de acción, Sin embargo, el Big Data permite hacer pronósticos sobre el comportamiento humano. De este modo, el futuro se convierte en predecible y controlable. La psicopolítica digital transforma la negatividad de la decisión libre en la positividad de un estado de cosas. La persona misma se positiviza en cosa, que es cuantificable, mensurable y controlable. Sin embargo, ninguna cosa es libre. Sin duda alguna, la cosa es más transparente que la persona. El Big Data anuncia el fin de la persona y de la voluntad libre.»

«La técnica de poder […] adquiere una forma sutil, flexible, inteligente, y escapa a toda visibilidad. El sujeto sometido no es siquiera consciente de su sometimiento. El entramado de dominación le queda totalmente oculto. De ahí que se presuma libre.»

«Ineficiente es el poder disciplinario que con gran esfuerzo encorseta a los hombres de forma violenta con preceptos y prohibiciones. Radicalmente más eficiente es la técnica de poder que cuida de que los hombres se sometan por sí mismos. […] Quiere activar, motivar, optimizar y no obstaculizar o someter. […] No actúa a través de la prohibición y la sustracción sino a través del complacer y del colmar. En lugar de hacer a los hombres sumisos, intenta hacerlos dependientes. […] Es más seductor que represor. […] No se enfrenta al sujeto, le da facilidades. […] No nos impone ningún silencio. Al contrario: nos exige compartir, participar, comunicar nuestras opiniones, necesidades, deseos y preferencias; esto es, contar nuestra vida. Este poder amable es más poderoso que el poder represivo. Escapa a toda visibilidad. […] No niega ni somete la libertad, sino que la explota. Se elimina la decisión libre a favor de la libre elección entre distintas ofertas.

«En lugar de operar con amenazas, opera con estímulos positivos. No Emplea la «medicina amarga», sino el me gusta. Lisonjea el alma en lugar de sacudirla y paralizarla mediante shocks. La seduce en lugar de oponerse a ella. Le toma la delantera. Con mucha atención toma nota de los anhelos, las necesidades y los deseos, en lugar de «desimpregnarlos».»

«Precisamente esta libertad sentida, que está ausente en el Estado vigilante de Orwell, es un problema. […] En el panóptico digital no existe ese Big Brother que nos extrae informaciones contra nuestra voluntad. Por el contrario, nos revelamos, incluso nos ponemos al desnudo por iniciativa propia.»

«Es legendario el anuncio de Apple que en 1984 centelleaba en la pantalla durante la Super Bowl. En él Apple aparece como libertador contra el Estado vigilante de Orwell. Trabajadores sin voluntad y apáticos se adentran en una gran sala y escuchan el discurso fanático del Big Brother en la telepantalla. Entonces una corredora irrumpe en la sala perseguida por la policía del pensamiento. Avanza sin vacilar y delante de sus pechos bamboleantes lleva un gran mazo. Corre decidida hacia el Big Brother y arroja con rabia el martillo a la telepantalla que explota. Los hombres despiertan de su apatía. Una voz anuncia: «el 24 de enero Apple Computer introducirá Macintosh. Y verás porqué 1984 no será como 1984». Frente al mensaje de Apple, el año 1984 no marca el fin del Estado vigilante de Orwell, sino el comienzo de una nueva sociedad de control que lo supera con creces en eficiencia. Comunicación y control coinciden totalmente. Cada uno es el panóptico de sí mismo.»

«David Brooks anuncia en el New York Times una revolución de datos: el «dataísmo»:

“La filosofía emergente a día de hoy, […] la capacidad de acumular enormes cantidades de datos. […] todo lo mensurable debe ser medido; […] los datos son lentes transparentes y fiables que nos permiten filtrar todo emocionalismo e ideología; […] nos ayudarán a hacer cosas significativas como predecir el futuro … comprender el presente y el pasado.”»

«La creencia en la mensurabilidad y cuantificabilidad de la vida domina toda la era digital. El Quantified Self rinde homenaje a esta creencia. Se equipa el cuerpo con sensores que registran datos de forma automática… [temperatura, glucosa, calorías, movimiento… todo]… Sin embargo, la mera multitud de datos que se acumulan no responde a la pregunta: ¿quién soy yo? [Se] descompone el yo en datos hasta vaciarlo de sentido.»

«El Big Data hace visible, sobre todo, modelos de comportamiento colectivos. […] no se distingue esencialmente de la estadística. […] no tiene ningún acceso a lo único. […] Es totalmente ciego ante el acontecimiento. No lo estadísticamente probable, sino lo improbable, lo singular, el acontecimiento determinará la historia, el futuro humano. Así pues el Big Data es ciego ante el futuro.»