La productora Paramount ha celebrado su centenario reuniendo para una foto de familia a 116 actores, directores y productores que son todos lo que están aunque no estén todos los que son.
Es una foto curiosa y merece la pena echarle un vistazo. Si pincháis en ella, os llevará a la de la web oficial en la que podréis identificar a todos y cada uno de los participantes.

Lo primero que nos llama la atención es ver reunidos en una misma imagen a tanto protagonista de tantas imágenes que durante los últimos 50 años han constituido gran parte de nuestro imaginario cinematográfico. Los hay muy mayores como Rooney, Kirk Douglas, Ernest Borgnine o Jerry Lewis. Los hay también muy envejecidos, tanto que cuesta reconocerlos. Al fin y al cabo el tiempo es lo que convierte una estrella -por definición intemporal- en un ser humano.
Pero es que lo curioso es que a muchos de ellos cuesta reconocerlos aun cuando no estén envejecidos. No es que hayan cambiado de aspecto, sino que simplemente es como si se hubieran quitado la careta del personaje que interpretan compuesta de todo lo que les añade la cámara cinematográfica y en esta imagen son simplemente Don… Nadie: simples hombres y mujeres. Es como cuando en la calle te cruzas con un famoso, pero el contacto directo, el contexto real y la luz natural hacen que te  digas “esta cara me suena. ¿Dónde la habré yo visto antes?”. Y es que todos en general están haciendo de sí mismos. No tienen cara de personajes, sino de personas. No hay diferencia entre actores y directores. No sé si es la luz, el maquillaje, la mezcolanza… pero por una vez, no parecen estrellas, sino solamente lo que son: profesionales de una empresa -el cine- que se han juntado para la foto aniversario.
100 años de Paramount: 100 años de historias. Felicidades.