El Grupo Antena 3, al que pertenecen Antena3 TV, Onda Cero Radio, Europa FM radio y la empresa de comunicación A3 Advertising, tiene una política de responsabilidad social corporativa a través de la cual lleva varios años «poniéndole freno»a los accidentes de tráfico y también unos cuantos animándonos a que «vivamos conectados».

Desde este curso se ve que a alguien se le ha ocurrido que vivir conectado tiene su aquel y han comenzado el año con una nueva campaña que se podría llamar «Vive conectado, pero según y cómo», en el que amables y populares rostros y voces de actores recuerdan, principalmente a los jóvenes que conectarse está bien, pero que hay que tomar algunas precauciones.

Ya me he sorprendido aquí muchas veces de que no haya desde hace años continuas campañas institucionales que intenten exponer los riesgos del consumo de pantallas siendo que genera o agudiza problemas sociales y educativos de primer orden. Por eso, aunque un poco tarde, no me quejo: hace muy bien el Grupo Antena 3. Sería mejor que nos hubieran advertido desde el principio de que para conectarse hay que tener cabeza, pero más vale tarde que nunca. Hubiera sido mejor que desde su propia televisión hubieran puesto freno a tantas horas de consumo televisivo produciendo spots del tipo «¿qué haces ahí? ¡Apaga la tele y vive un poco!», por ejemplo. Hubiera sido estupendo que, a pesar de su éxito, no hubieran programado durante 20 años la magnífica serie de los Simpson dirigida a los chavales a los que no está destinada. Hubiera estado bien que no se saltaran constantemente–como todas las demás cadenas- el código de Autorregulación y el horario de protección al menor. Hubiera sido fantástico… pero, por ahora tendremos que conformarnos con que sigan poniendo freno y ahora con que vivamos conectados, pero menos.