Después de estos densos últimos post, una cosa ligerita para el viernes. Siempre me han gustado estos juegos. Mira:

Se trata de una eficaz campaña de dentífrico cuyo objetivo es hacernos ver que cuando miramos una mancha en los dientes ya no podemos ver nada más: ni una mano con seis dedos, ni un quinto brazo imposible, ni la falta evidente de una oreja.
(Gracias, Mary Jo por el envío)