Mis compañeros de TAC y ATELEUS, felicitan a A3 por su campaña «menos sillón y más sofá» que la cadena ha lanzado con la emisión del video clip de más abajo, cortinillas breves de recuerdo, web, redes sociales —ya saben: guay, me gusta, mándanos la foto de tu familia en tu telesofá, etc..— y, sobre todo, con la intención de incluir la mosca de un sofá en la pantalla cuando el programa sea para toda la familia. Cuando éramos niños ponían los rombos para que algunos nos fuéramos a la cama. Ahora el sofá para que nos quedemos, eso sí: todos juntos.
Mis compañeros son buena gente que intenta desesperadamente buscar algo que aplaudir  en las televisiones, siguiendo esa consigna asociativa de resaltar lo positivo e ignorar lo negativo.
Nosotros somos algo menos complacientes. Ya le hemos dicho alguna vez a la cadena de Ponlefreno y Elestirón que harían bien en realizar campaña que anime a poner freno al consumo de televisión y que advierta a los niños que estar mucho tiempo sentados frente a la pantalla engorda tanto como la comida basura. Ambos son asuntos de salud pública.
Ahora insistimos: bien intentar cambiar el sillón individual por el sofá comunitario, aunque sea ya un intento destinado al fracaso en los hogares multipantalla actuales. Bien haber elegido como estrategia de mercado convertirse en la alternativa «blanca» y familiar frente al resto del todo vale de las privadas…
Pero tanto como aplaudir y felicitar tampoco: en el spot, la gente simpatiquísima de la publicidad —esa que sonríe siempre, porque siempre es muy feliz— coge sus sofás y sale a la calle, la recorre estupenda con el animado ritmo de la cancioncilla de Edward Sharpe & The Magnetic Zeros y hace una quedada en una plaza para ver todos juntos una gran pantalla de televisión. Es decir hacen exactamente lo contrario de lo que hace la gente de verdad que cada día ni sonríe, ni sale, ni queda, sino que se planta ­en número millonario frente a la pantalla del prime time televisivo para olvidarse de que no es tan feliz como la gente de los anuncios que consume.
La misma Contraste, nos cuenta en su editorial que otra vez en 2012 se vuelve a batir el record de minutos diarios frente al televisor: 267minutos. 4 horas y 27 minutos por persona y día. Y eso en sillón, en silla, en el suelo o en sofá es lo que a nosotros verdaderamente nos preocupa.
Coda: en la web de A3en la que explican su campaña, el primer comentario que aparece tras ver el vídeo dice literalmente:« #2 raule1 Yo me paso las horas muertas viendo antena 3 en mi sofá Mr. Lazy…08/05/2012 a las 00:06»