http://s.fixquotes.com/files/author/jaron-lanier_YpKgq.jpg 
Tras el prefacio que anunciaba nubarrones críticos en el horizonte, nos adentramos en el texto de Lanier con el ánimo de exprimirlo. Las primeras páginas van construyendo la crítica contenida en el título español.
Pedazos de intrascendencia
«Algunas de las ideas que se han dado en llamar “web 2.0” son trastos inútiles, así que deberíamos rechazarlas mientras estamos a tiempo.
En torno al arranque del siglo XXI […] La red se vio inundada de diseños intrascendentes llamados a veces web 2.0. Esta ideología promueve la libertad radical en la superficie de la red, pero, irónicamente esa libertad va más dirigida a las máquinas que a las personas. No obstante, a veces se alude a ella como “cultura abierta”.
«Los comentarios anónimos en blogs, los vídeos de bromas insustanciales y los popurrís intrascendentes pueden parecer triviales e inofensivos, pero, en conjunto, esa forma de comunicación fragmentaria e impersonal ha degradado la interacción interpersonal.» (p15)
«El más mínimo cambio en algo tan trivial en apariencia como la facilidad de uso de un botón a veces puede alterar por completo las pautas de comportamiento.» (p16)
«Nosotros [los programadores] desarrollamos extensiones de tu existencia, como ojos y oídos a distancia (webcams y teléfonos móviles) y una memoria ampliada (el mundo de datos que se pueden consultar en la red). Esos elementos se convierten en las estructuras mediante las que te conectas con el mundo y con otras personas. Esas estructuras, a su vez, pueden cambiar tu concepción de ti mismo y del mundo.» (p18)
«La pregunta más importante que hay que hacerse con respecto a toda tecnología es cómo cambia a las personas.» (p56)