Vivimos tiempos de multicontacto «micro» en las que los ususarios nos desenvolvemos alegremente y de cada vez más grandes estructuras «macro»  en las que unos pocos manejan los hilos de nuestros teclados con más poder y menor grado de transparencia a medida que van engordando con nuestros datos y nuestras decisiones.

Los estándares técnicos –desde sistemas de pago a algoritmos de búsqueda— influyen en lo que leemos y cómo y en las cosas que sabemos. Controlan nuestro acceso a los bienes culturales. Apple, Amazon y similares son máquinas de retener clientes que dominan no sólo el comercio electrónico sino hasta los dispositivos finales”.

                                                                                                  Juergen Boos,

                                           Director de la Feria del Libro de Fráncfort desde 2005.

Algo sabrá de esto ¿no? Hay que leerlo despacio, para darle todo su valor. Bajo este aparente escaparate de libertad, delante de toooooooda la información, ¿no dependemos demasiado de quien nos la busca, proporciona o selecciona?

 Por otro lado, ¿y el amigo Google que tanto nos facilita la vida?

Referencias:

 

 

Noticia de El País