Enrique Dans posteaba el otro día este par de proyectos de maravillas tecnológicas que Artefactgroup.com han imaginado para el futuro:
Máquina fotográfica:

Una gozada.
Impresora:

Prodigiosa.
Móvil: en cuanto al móvil, veo en cambiandoelchip.com este otro juguete con el que nos podremos hacer dentro de poco. Proyectado por la gente de Mozilla Labs  que intentó hace ya un año imaginar cómo sería el móvil del siglo XXI. Un prototipo que además de funcionar como smartphone se convertía también en proyector táctil capaz, entre otras cosas, de proyectar un teclado interactivo sobre la mesa de tu escritorio.

Helo aquí:

Por cierto, dicen en cambiandoelchip que la idea de incorporar mini-proyectores a los dispositivos electrónicos la ha hecho ya realidad Sony, incorporando uno  a sus nuevas cámaras de vídeo que permiten proyecciones de hasta 62pulgadas.
Carrete fotográfico digital: por último,   para mí la joya de la corona:el  carrete fotográfico RE-35

Proyectado por  Rogge and Pott  , sólo verlo me pone los pelos de punta pensando en poder resucitar mi vieja Nikon FM2 analógica que duerme el sueño de los justos.  ¡Ah, si alguien se decidiera a intentar fabricarlo!

Se trata de un dispositivo con forma de carrete tradicional de 35mm pero que en realidad oculta la innovadora tecnología Flexisensor, un sensor sensor digital flexible cuyo carrete contendría además una memoria flash incorporada, lo que le permitiría guardar las fotos. Tan sólo instalándolo podría hacer que cualquier cámara analógica vuelva a la vida con las ventajas de lo digital.

Todavía no existen, pero al menos los tres primeros, existirán. El último, a pesar del negocio que supondría, va en contra de los intereses de las propias marcas que ya han renovado todo el parque fotográfico y saben que el invento supondría la total saturación del mercado. ¡Qué lástima!